Clases de Tai Chi para todas las edades y niveles. ¡Primera clase gratuita! Llámanos sin compromiso al 655 85 25 19

Maestro Manel Fraguas

Biografía del Maestro de Tai Chí Manel Fraguas

Duan
-
F.D.N
1937
Título
Maestro

Maestro Manel Fraguas / Escola de Taitxi Joanyinyang

Nacido en un pequeño lugar de Caspe, Valdezail, en Zaragoza, el año 1937, Manel empieza a estudiar Kinesiología atraído por poder ayudar a los demás. Los caminos del Maestro Manel Fraguas y el Maestro Joan Prat se cruzan en una clase de Tai Chí y la facilidad por entender la estructura de este arte hará que Manel se convierta primero en un seguidor del Maestro Joan y después en una pieza fundamental de la Escuela.

El Maestro Manel nace en Caspe, Valdezail (Zaragoza) el año 1937, y viene con sus padres a Barcelona cuando tiene 13 años, donde empieza a estudiar Kinesiología atraído por el hecho de poder ayudar a los demás.

Ya con 66 años, cuando su vida empieza a deteriorarse y no tiene garantías de una vida saludable y con un final temprano, encuentra al Maestro Joan Prat en una clase y pronto conectan. Hablarle del Tao a una persona como el Maestro Manel, que estubo toda su infancia ayudando a su padre en la agricultura y haciendo de pastor, no fue difícil de entender para él la naturaleza de las cosas.

Sus inicios en el Tai Chí son bajo la condición que nuna falte a una clase, y nunca lo hizo. En este momento empieza su compromiso con el arte del Tai Chí hasta el día de su muerte.

Sus inicios son el estilo Yang y el Qigong Interno, y poco a poco va entendiendo y proniendo en práctica el sistema. Poco a poco empieza a creer en el Maestro Joan como Maestro y empieza a creer en lo qué esta aprendiendo, viendo los buenos resultados sobre la enfermedad del corazión que le diagnostican. Le dan un año de vida, haciendo tres años ya que sufre una grave enfermedad. Ronda el año 2003.

En el año 2006, después de asistir a todas las clases, toma la decisión de acompañar el Maestro Joan Prat a conocer a Men Laoshi en China, momento en que el Maestro Men Laoshi pregunta a Joan si quiere ser su discípulo en España. Manel irradia felicidad por todos los rincones de su ser y se siente orgulloso de su Maestro, y nace la amistad cada vez más fuerte entre el Maestro Joan Prat y él.

Hace un segundo viaje a China un año más tarde, donde su corazón le juega una mala pasada, le quedan horas de vida según los médicos. Entra en coma y sin respuesta de los médicos sale del coma al cabo de dos meses, y sigue estudiando, ahora el sistema Dong Yue hasta la fecha.

Manel y Joan se convierten en un tándem increíble, donde no llega el uno llega el otro. Gracias al contacto con la naturaleza y la Kinesología, le es fácil entender la verdadera estructura del taiji, esto sumado a la necesidad de practicar, empiezan a pasar años donde esta enérgico.

El Maestro Manel no utilizaba tecnicismos para trasmitir, pero su sonrisa y sus expresiones arrieras eran suficientes para llegar a los alumnos y hacerse entender. Si alguien se quejaba de dolor, allí estaban sus manos para ayudar, nunca espereando nada a cambio, solo estaba y disfrutaba, como decía él, "hay que Ser y Estar".

Entre sus viajes, en Ginebra le dan el reconocimiento de Maestro, también en FIDAM, sobre todo por su disposición hacia los demás para transmitir algo que le dió en su momento vida y ganas de volver a ser feliz.